Como sucede en otras profesiones, las azafatas de vuelo deben lucir una imagen perfecta cada vez que se dirigen a su puesto de trabajo, los aviones.

Es por eso que muchas de ellas con el paso de los años se han convertido en auténticas expertas en maquillaje, peluquería y conservación de su imagen con el paso de las horas. Algo, esto último, que preocupa y mucho a muchas mujeres.

Si hay algún asunto relacionado con el maquillaje o la peluquería que no acabas de controlar o quieres saber cómo aguantar de la mejor manera posible las interminables jornadas laborales a continuación os dejamos los ‘tips’ más repetidos por las tripulantes de vuelo más duchas en esta materia.

Trucos para mejorar tu imagen en el trabajo

No hay mejor manera de cuidar la piel que beber mucha agua. En su caso, dado que trabajan en un ambiente muy seco con un aire acondicionado muy fuerte, la deshidratación a la que someten su rostro es muy elevada, de ahí que lleguen a tomar un mínimo de un litro cada seis horas.

Si hay un elemento que no falta nunca en el equipaje de mano de una azafata ese es el spray de agua termal. Este producto es ideal para aplicar sobre el rostro a cada rato para hidratarla y protegerla de la sequedad de los ambientes menos húmedos. La alternativa podría ser el agua de rosas.

Dado que en muchos casos se exponen a una radiación solar elevada estas siempre portan consigo un protector solar con factor alto. En este sentido cabe recordar que menos de factor 30 apenas protege nuestro rostro de la radiación solar. Aquellas mujeres que trabajan al aire libre debería llevarla todos los días.

En cuanto al maquillaje, hablan de la importancia de eliminar el maquillaje lo antes posible, incluso a veces en el vuelo o en el aeropuerto cuando este es notable, y más allá de la calidad del mismo. Dado el ambiente seco en el que trabajan recuerdan que es importante no usar máscaras de pestañas resistentes al agua para que estas no se sequen en exceso.

Ya poniendo el foco en sus rutinas, estas suelen aplicarse una buena mascarilla hidratante antes y después del vuelo. También son unas habituales del exfoliante, la crema hidratante y el contorno de ojos, tanto antes como después de subirse al avión.

Por último, recordar que el producto fetiche de estas es el bálsamo labial que utilizan cada pocas horas para mantener hidratados los labios. Sobre este producto, recuerdan, uno de los mejores del mundo es el que elabora una farmacia castellonense desde hace más de un siglo bajo el nombre de ‘Suavina Calduch’ del que varias publicaciones especializadas han vertido ya ríos de tinta.

Como ven, distintos trucos fáciles de seguir y llevar a cabo y que ayudarán a conseguir la mejor imagen durante toda la jornada laboral y en condiciones adversas para la piel. Esperemos que les haya resultado útil.