Muchos de las profesiones que requieren de atención al público y dar imagen a una marca llevan aparejadas cierto número de requisitos exigidos por las empresas que les quieren contratar. Ese es el caso de aquellos que trabajan como tripulación de a bordo.

Si bien algunas exigencias son más o menos sencillas de cumplir, tal y como el medio ruso RIA Novosti ha recopilado en una de sus últimas informaciones al respecto, otras son de lo más extrañas.

Uno de los requisitos más habituales y que pocos conocen es el que está relacionado con el índice de masa corporal. La mayoría de las compañías solo contratan a aquellos que posean entre un 18% y 25%.

Entrando en exigencias de lo más llamativas vemos cómo, por ejemplo, las caderas de las azafatas de la aerolínea francesa Aigle Azur no pueden superar los 100 centímetros o que en la compañía China Southern Airlines no se contrata a ninguna mujer que tenga una talla de zapato superior a la 36 europea.

En cuanto a los árabes, en Emirates se fijan mucho en el pecho de sus azafatas poniendo un máximo que no se puede sobrepasar bajo ningún concepto. Este es la talla 75C.

Otro de los requisitos que más ampollas levanta entre las candidatas a azafata de vuelo es el de la que está considerada como la mayor aerolínea del mundo: Delta Air Lines. Esta empresa no firma nuevos contratos como tripulante de vuelo a ninguna mujer que supere los 25 años, que no alcance los 165 centímetros y cuyo peso no exceda de los 65 kilos. Ahí es nada.

En lo que se refiere a la altura no hay una norma o patrón que se repita a nivel mundial siendo cada compañía quien fija lo que ellos consideran la altura mínima exigida para optar al puesto de azafata de vuelo. Vamos a verlo en la siguiente clasificación.

Altura mínima exigida por las aerolíneas:

-Air Europa (1,65)
-Spanair (1,62)
-Air Nostrum (1,65)
-Iberia (1,64)
-Iberworld (1,65)
-Clickair (1,65)

En el otro lado de la balanza se encuentran otas como Vueling, British airways o Ryanair quienes han contratado a gente que apenas se alzaba 1’60 sobre el suelo.

De vuelta a los aspectos anatómicos, uno de los que capta la mayor parte de la atención de los equipos de recursos humanos es la dentadura. Y es que no se suele aceptar a ninguna candidata que no posea todas las piezas o cuya dentadura esté visiblemente desordenada.

Si hablamos de pelo, British Airways no contrata a ninguna azafata que no lleve el pelo más largo de los hombros, mientras que United Airlines impide trabajar a los azafatos que acudan a trabajar con bigote o barba. Curiosamente también impiden el uso de maquillaje por parte de los azafatos.

En este gremio tampoco están bien vistos los tatuajes o los piercings que quedan al descubierto o que puedan intuirse con la ropa oficial de la compañía. Además, características como cicatrices, las marcas de nacimiento y las uñas largas se tienen en cuenta como elementos negativos.

Quizás el peor requisito es el que, según esta publicación une a Lufthansa, Jet Airways o British Airways y que habla de la no contratación de mujeres con marido o hijos