Enmarcado dentro del marketing directo el Street Marketing o marketing callejero no es otra cosa que el conjunto de estrategias enfocadas a la promoción de productos o servicios en lugares públicos.

Lugares públicos que pueden ir desde una céntrica calle hasta un recinto deportivo pasando por un centro comercial y todos aquellos lugares en los que se produzcan aglomeraciones de gente importantes o, al menos, del público objetivo al que estamos tratando de llegar con nuestra acción.

Como siempre sucede durante el momento de la elaboración del plan de marketing son varios los elementos que tenemos que tener en cuenta antes de ponerse manos a la obra con la puesta en marcha de nuestra comunicación promocional.

Para empezar es imprescindible marcar en un mapa aquella zona o zonas que se antojan ideales, ya sea por la realización de un evento o por tratarse de grandes aglomeraciones en las que podemos encontrar más futuros clientes de nuestra causa. Sea como fuere es recomendable que sean lugares de gran tránsito y fácil acceso.

Igual de importante es la elección de la fecha. Y es que no es lo mismo salir a la calle en invierno que en verano ni tampoco las posibles localizaciones en una época u otra. Relacionado con este punto tendremos que tener muy en cuenta las previsiones meteorológicas para no errar en nuestra puesta en escena.

Con estos dos puntos meridianamente claros será el momento de centrar todos nuestros esfuerzos en elaborar un mensaje llamativo que la empresa quiere hacer llegar y conseguir que este se expanda lo máximo posible, tanto durante nuestra acción como más allá de esta. Es por eso que es tan importante conseguir meterse en la cabeza de aquellos que nos van a ver generando un recuerdo llamativo y que perdure.

Por último es imprescindible elegir entre los distintos tipos de acción que nos ofrece el Street marketing, lo que en gran medida dependerá del producto o servicio que se quiere promocionar y de los valores de la empresa que confía en esta acción. Ambas cosas deben estar relacionadas con la acción.

Marketing directo: Algunas de las ventajas del street marketing

Si hablamos de las ventajas del marketing callejero lo tenemos que hacer de la notoriedad que adquieren en los ciudadanos y los medios las acciones más llamativas, el contacto directo con opción a explicación y réplica sobre cualquier duda que pueda generar nuestro lanzamiento, la generación de experiencias con nuestro target, la posibilidad de medir al instante el impacto de nuestra campaña y la posibilidad de compaginar esta acción con otras como el reparto de flyers, muestras o regalos.

De la misma forma, y con la intención de masificar nuestra acción, a menudo, en lugar de organizar acciones sorpresas estas se pueden «calentar» a través del aviso en las cuentas oficiales de la marca promotora en las redes sociales e incluso haciendo uso de los medios de comunicación locales. Algo que nos asegurará la presencia de un número importante de interesados en nuestra campaña.