Si son unos habituales en la contratación de agencias de azafatas ya lo sabrán, y si no, ya se lo explicamos aquí: La contratación, per se, de azafatas para un evento o una acción determinada no es sinónimo de éxito, salvo que se recurra a una agencia con experiencia, con distintos perfiles de azafatas y las directrices que se les indiquen desde la empresa contratante a las contratadas sean claras y estén bien dirigidas.

Algo que parece evidente pero que cabe tener muy en cuenta antes de contratar un servicio determinado. Ya que cada acto público requerirá de una serie de especificidades que deberemos cuidar muy mucho para que todo salga a pedir de boca. Vamos a ver alguno de estos consejos para que nuestra primera acción finalice siendo un éxito.

Lo primero que debemos tener claro es que el lugar en el que se realice un acto de marketing con azafatas condicionará todo el proceso de la acción. Por ejemplo, si se trata de una acción enfocada a los niños, las puertas de un colegio, de una ludoteca o cualquier centro de ocio en el que estos sean unos habituales será capital, como también lo será la manera en la que confeccionamos el flyer, ya que no es lo mismo dirigirlo a los niños que a los padres, ni en el contenido ni en la entrega. Si conseguimos convencerlos a través de un folleto que exige su uso inmediato y físico en el punto de venta, multiplicaremos las opciones de éxito.

Cuando lo que deseemos sea acercarnos a posibles futuros clientes en una zona concurrida o en la que tenemos más posibilidades de triunfar que en otra, y nuestras ofertas pueden adaptarse en función de cada cliente, lo mejor será optar por un stand informativo en el que las azafatas sean capaces de elaborar de manera personalizada desde un viaje, hasta discutir los extras de un coche, una bici o todo tipo de detalles. En este caso, las azafatas deberán ser instruidas con anterioridad al evento para que no haya fallo alguno ante la posibilidad de cerrar ventas.

Huelga decir que, en el caso de que las azafatas seleccionadas tengan que ‘vender’ la apertura o una serie de promociones de un negocio de barrio, o muy localizado en una zona concreta, estas deberán no sólo realizar la acción de ‘street marketing’ en esa zona concreta, sino también mostrarse cercanas y conocedoras del barrio indicando cómo llegar al punto de venta e incitar a que los vecinos acudan a ver qué les pueden ofrecer allí y que les resulte interesante para cada cada caso.

Qué factores hay que tener en cuenta para una una acción publicitaria con azafatas

Como ven los factores que a la postre pueden resultar definitivos a la hora de convertir en exitosa una acción de marketing con azafatas son muchos. La parte buena es que todos pueden controlarse si se organiza cada acción con azafatas con tiempo y realizando una selección delicada para cada uno de nuestros actos públicos.